Tengo ocupas en casa… ¿que hago?

Tengo ocupas en casa… ¿que hago?

La ocupación de viviendas está a la orden del día. Las estadísticas demuestran que el fenómeno va en aumento y muchos ciudadanos se sienten desprotegidos ante una situación de este tipo. Sin embargo, contratar un abogado es siempre la mejor opción.

¿Qué hacer si una vivienda tiene ocupas?

Los ocupas suelen entrar en casas deshabitadas, pero hay casos en los que allanan viviendas en las que está viviendo alguien. En ambos casos, si se descubre que hay ocupantes ilegales en la vivienda, lo primero que hay que hacer es mantener la calma.

Según el Derecho español, el domicilio es inviolable. Pero se produce la paradoja de que, cuando alguien ocupa la vivienda de otra persona, ese inmueble se convierte en su domicilio. La conclusión es que el legítimo propietario o poseedor no puede acceder a la casa sin vulnerar los derechos del nuevo ocupante. Es más, si el propietario o inquilino legal de una vivienda ocupada intenta entrar en ella, será él quien esté cometiendo un delito.

Para evitar que la situación se complique más, lo mejor, en estos casos, es denunciar la situación ante la Policía y contratar los servicios de un abogado especializado en estos temas.

¿Cuándo presentar la denuncia?

La presencia de ocupantes ilegales en la vivienda se debe denunciar lo antes posible. Para hacerlo, no es necesario llevar ningún tipo de documentación o contar ya con la asistencia de un profesional del Derecho, lo cual vendrá después.

Alternativas que da el Derecho

La legislación española prevé dos tipos de acciones frente a una ocupación. Se puede acudir a la vía penal o a la civil.

En el orden jurisdiccional penal, se trataría el tema como un delito de usurpación de bienes inmuebles. En estos casos, es necesario probar que existe dolo, algo que puede complicar el procedimiento.

Al ser la vía penal tan compleja, lo más habitual es recurrir a la civil. Lo que se hace, en estos casos, es presentar una demanda de desahucio por precario.

¿Qué es el desahucio por precario?

Es un procedimiento que busca que el legítimo propietario o poseedor de una vivienda pueda recuperar su posesión, después de haberse visto privado de ella por alguien que la ha ocupado sin pagar nada a cambio. Ya sea por medios pacíficos, abusivos o delictivos.

La razón de elegir este procedimiento civil se debe a que es uno de los más sencillos y rápidos para conseguir que la vivienda quede libre de ocupas. No obstante, existen otras alternativas, dentro de la vía civil, como la acción de tutela sumaria de la posesión, declarativa del procedimiento ordinario o incluso la de defensa de derechos reales inscritos.

¿Cuánto se tarda en recuperar la vivienda?

El tiempo medio para un desahucio es de nueve meses. Pero, tratándose de ocupantes ilegales, el procedimiento se puede llegar a alargar hasta los dos años, puesto que usan todas las argucias legales que tienen a su disposición.

No obstante, una vez dictada por el juez la orden de desalojo, ya no hay marcha atrás. Los ocupantes tendrán que desalojar la vivienda en la fecha indicada para ello. Si no lo hacen voluntariamente, se procederá a un desahucio por la fuerza.

El proceso termina con el cambio de la cerradura y la entrega de las nuevas llaves al propietario.

Un proceso que siempre acaba bien

El desahucio de un ocupa es un proceso largo, pero que siempre sale bien, puesto que el propietario tiene la ley de su lado. Por eso, son decisiones importantes contratar un abogado y confiar en él para que lleve a cabo todos los trámites que darán lugar a la recuperación de la vivienda.

Si necesita ayuda o información sobre este tema u otro, no dude en contactarnos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Condiciones de acceso y Política de Privacidad

Este sitio web queda adherido a sus propios Términos y condiciones de uso, privacidad y protección de datos y uso de cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está prestando su consentimiento expreso para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

Política de privacidad, condiciones de acceso y uso y Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies