93 261 56 90 / 93 260 13 10

Cláusula suelo hipotecaria: la figura del abogado en esta problemática

Cláusula suelo hipotecaria: la figura del abogado en esta problemática

Dentro del argot financiero, cláusula suelo hipotecaria es aquella estipulación contenida en el documento contractual que vincula a un particular con una entidad bancaria en la concesión de un préstamo hipotecario. Su inclusión, como conoce cualquier abogado especialista en este ámbito, responde a un objetivo lucrativo materializado mediante la acotación de las posibilidades de descenso del tipo de interés aplicado independientemente de las fluctuaciones del mercado.

La existencia de la cláusula suelo impregna al préstamo de un evidente sesgo en detrimento del cliente, que queda sometido a los vaivenes al alza de los tipos de interés; pero desposeído del derecho a disfrutar de menores gravámenes en sus cuotas, en caso de evolución bajista del Euribor.

El problema que ha venido generando esta figura, lejos de un inexistente vicio de ilegalidad, estriba en maniobras ajenas a la transparencia que debe informar la práctica bancaria, en relación con los usuarios. De suerte que, frecuentemente, la expresión “cláusula suelo” se ve suplantada por variopintas fórmulas lingüísticas; como “límites a la variabilidad de intereses”, “limitación de la aplicación del interés variable” o “el tipo de interés que se aplique nunca será inferior a…”, entre un amplio surtido.

Pero, si bien la legalidad del suelo hipotecario es incuestionable; no lo es menos que, en 2013, el Tribunal Supremo dictaminó la nulidad de pleno derecho de estas cláusulas, excepto cuando quede suficientemente acreditada la transmisión al cliente de la necesaria información que ahuyente posibles equívocos.

Cómo puede ejercerse el derecho de supresión de la cláusula suelo

Hay tres situaciones especialmente propicias para que un profesional decida apostar por iniciar una demanda relacionada con la cláusula suelo en la hipoteca de su cliente:

Inexistencia de oferta vinculante (obligatoria, según la Orden EHA/2899/2011) o ausencia de la cláusula en ella, lo que permite alegar desconocimiento sobre parte de las condiciones del préstamo.

Excesiva brecha entre suelo y techo hipotecarios o existencia del primero y ausencia de este último.

Omisión de la pertinente aclaración del concepto de cláusula suelo, perdida su alusión dentro del espeso entramado de la escritura pública. Esta incluirá mención manuscrita y firmada por el prestatario de haber recibido puntual información de los riesgos derivados del préstamo suscrito.

La mecánica debe comenzar con un intento, habitualmente vano, de negociación con la entidad crediticia, para que esta asuma sus excesos y se avenga a un repliegue de las condiciones contractuales.

Fracasado el intento, el abogado formulará una reclamación al servicio de atención al cliente de la entidad, haciendo uso del modelo ad hoc para solicitar la anulación de la cláusula y restitución de las cantidades abonadas en exceso. Este departamento puede demorar su respuesta hasta tres meses, albergándose ciertas expectativas en caso de inexistencia de oferta vinculante o defecto de forma o contenido en su comunicación al cliente.

Superada infructuosamente esa etapa, es recomendable acudir directamente a la jurisdicción civil. No obstante, cabe la presentación de una reclamación al Banco de España, si bien carece de excesivo interés práctico y no resulta preceptiva.

Lograr la supresión de la cláusula suelo de una hipoteca no es sencillo, pero la labor profesional de un abogado conocedor de sus entresijos proporciona un buen margen de esperanza.

¿Necesita más información sobre este u otro tema relacionado con el tema legal? No dude en ponerse en contacto con nosotros.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Condiciones de acceso y Política de Privacidad

Este sitio web queda adherido a sus propios Términos y condiciones de uso, privacidad y protección de datos y uso de cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está prestando su consentimiento expreso para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

Política de privacidad, condiciones de acceso y uso y Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies